¡El Elefante y La Abeja!


Una vez, había un elefante que vivía en la selva. La selva era mas grande y verde. Se llamaba Charlie. Charlie era grande y gris. Siempre era amable y dulce, pero porque era mucho grande, todos los animales le tenían miedo. Charlie no tenía amigos. ¡Este elefante quería amigos! Los animales pensaban que a causa de su tamaño grande, él era muy malo. Charlie pasaba su tiempo solo. Charlie estaba muy triste y frecuentamente lloraba. Una día caminaba cuándo encontró una bonita flor. La flor era rosada y amarilla, y olió muy agradable. "¡Que flor bonita!" Charlie exclamó. De repente, oyó gritos pequeños. "¡Ayudame! Ayudame!" Parace venir de la flor. ¡Era una abeja! La abeja, quien se llamaba Floyd, trataba de esconderse. "¡No tengas miedo! Soy Amable," Charlie dijo. "¡Pero tu eres muy grande! Yo soy asustado." Charlie comenzó llorar y dijo, "Todos los animales en la selva me tienen miedo porque yo soy grande. Pero yo soy amable." Floyd salió de la flor y dijo, "¡No llores! Yo soy tu amigo. Tu eres no malo, tu eres un elefante muy simpatico!" Pero Charlie dijo,"No! Tu eres asustado de me. Tu no quieres estar mi amigo. Siempre voy a estar solo." De repente Floyd comenzó llorar también. "Sin duda tu eres grande pero tu no eres malo. Yo quiero ser tu amigo." Charlie paró de llorar y Floyd también. Ahora Charlie y Floyd juegan en la selva todos los días y los otros animales no piensan que Charlie es muy malo. Charlie esta muy feliz y contento ahora que él tiene amigos.
¡El fin!